La importancia de las habilidades sociales.

Las habilidades sociales son parte inexorable de la vida humana como la conocemos hoy en día, estamos condenados a entendernos. Disponer de dichas habilidades siempre será un punto a nuestro favor, pues puede modificar de manera considerable tanto la actitud/comportamiento de otros frente a nosotros, como la nuestra frente al futuro.

Entrar en la definición de habilidades sociales es adentrarse en el mundo de las definiciones no exactas, ya que parece que no hay consenso cerrado sobre la misma, o quizás más bien sobre todo cuanto abarca. No obstante considero oportuno acotar una definición, podríamos definirlas como un conjunto de comportamientos/habilidades aprendidos que posee el individuo y que le permite interactuar en sociedad facilitando reforzadores del entorno, otras personas o de sí mismo.

Visto de esta forma es un comportamiento transversal que está presente prácticamente en todo cuanto hagamos en nuestra vida, ya que de una forma directa o indirecta afectará el uso que hagamos de ellas en el desarrollo de cualquier actividad. Algunas vienen dadas de forma innata, apuntando a la necesidad de nuestra especie de tenerlas para nuestra supervivencia, como el llanto de un bebé que hace modificar la conducta de sus padres. Otras se van adquiriendo de forma natural desde el momento en que nacemos, como la sonrisa social, la comunicación, los gestos, entender las intenciones de otros (…), y así en un continuo hasta que quedan forjadas en la adultez. Éste tipo de habilidades van desde las más básicas, saludar, presentarse, comunicación básica, hasta las más complejas, persuadir, pedir un cambio de conducta, recibir una crítica, expresar sentimientos (…).

Al ser conductas aprendidas, en la etapa correspondiente pudieron no ser adquiridas, o aprendidas de una forma disfuncional, creando carencias en la persona que le harán más vulnerable a situaciones sociales estresantes. La parte buena es que las mismas son susceptibles al cambio así como poder instaurarse nuevas de ellas en el repertorio de la persona pudiendo mejorar de forma significativa en el uso de éstas.

La experiencia en el gabinete, donde podemos profundizar en las habilidades del cliente, evidencia una carencia sustancial de ellas en muchos aspectos. Teniendo desde creencias erróneas, patrones conductuales opuestos a la esencia de las habilidades sociales, así como la carencia de algunas de ellas. Este patrón desadaptativo aparece en casi todos los casos clínicos que podamos observar de una u otra forma, siendo necesario abordarlo en algún momento de la terapia. Los logros o expectativas de cambio de la persona en el momento que lo interiorizan son dignos de mención.

De tal forma que algo que afectará a la forma de entender y comunicarse de la persona con su mundo, con la sociedad que le rodea y consigo mismo, a lo largo de todas su vida, parece obvio debe ser tenido en cuenta y potenciar su buen uso.

Desde aquí abogo a incluir éstas en todo currículo de toda persona desde la escuela, siendo reforzada y aumentada según avancen en edad. Son habilidades que el sistema educativo tendría que propiciar de serie a la sociedad, de tal forma que quedasen interiorizados por los diferentes individuos. Y quedo con las ganas de lanzar una línea de investigación donde se puedan comparar los avances de dos clases en las que en una se ha tratado de inculcar dichos valores de una forma más directa y en la otra se ha dejado avanzar de una forma tradicional, esto en primera instancia, profundizando en otra al actuar a la par sobre los padres.

Versión para descargar en .pdf La importancia de las habilidades sociales

Un cordial saludo a todos,

Salvador Carrasco Artiaga.

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes

Back to top